domingo, 18 de diciembre de 2011

domingo, 11 de diciembre de 2011

La Brújula del Placer

Ir de compras, tener orgasmos, aprender, comer alimentos con muchas calorías, jugar a juegos de azar, bailar hasta la extenuación y jugar por internet activan señales que convergen en un pequeño grupo de regiones cerebrales conectadas entre sí del llamado circuito mesocorticolímbico del placer, donde se producen los “subidones” de dopamina. Es más, como nos cuenta el neurocientífico David J. Linden en La brújula del placer (Paidós, 2011), “hasta una simple idea puede activar al circuito del placer”. La parte “oscura” es que este circuito natural e innato también responde a sustancias artificiales como la cocaína, la nicotina o el alcohol, que crean adicciones peligrosas.

Linden, que se dedica a enseñar neurociencia en la Facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins (EE UU), consigue en este libro explicar la neurobiología de lo placentero en un lenguaje asequible para todos los públicos. A lo largo de sus páginas habla del botón del placer, de sustancias que “colocan”, del placer de comer, del sexo, de la ludopatía y otras compulsiones modernas... Incluso se atreve a esbozar cómo será el escenario futuro de la ciencia del placer.

sábado, 18 de junio de 2011

REIKI

martes, 7 de junio de 2011

2012 - Un mensaje de esperanza

lunes, 6 de junio de 2011

martes, 24 de mayo de 2011

centrovairocana.blogspot.com


jueves, 5 de mayo de 2011

viernes, 25 de marzo de 2011

COMO MEDITAR - 1 de 4

miércoles, 9 de febrero de 2011

PROSPERIDAD, DINERO Y ENERGIA

A veces, cuando recibimos dinero y tenemos que pagar algo o a alguien, tenemos distintos pensamientos y emociones relacionados con el miedo a no tener o a perder, sensación de no merecer, de haber hecho algo indebido, tristeza por tener que entregarlo, temor a sufrir carencias, escasez, sacrificio, rabia, ...etc. y todos esos pensamientos y emociones quedan impregnados en los billetes.

Ademas, cuando el dinero no viene de forma honesta y limpia, tambien puede venir con cargas negativas. No debemos olvidar que junto con el dinero estamos recibiendo la energia que quedo impregnada en el.

Como dice Walter Lubeck, en su libro "El Tao del Dinero", el dinero es un medio de transporte de energia en la sociedad. Asi como la sangre en el cuerpo humano transporta nutrientes, en la sociedad el dinero transporta energia de una persona a otra. Solo el hombre convierte los bienes materiales en fuente de bendicion o en algo funesto segun el modo en que los utilice.

Por eso, es sumamente recomendable que le imprimamos energia positiva a cada billete y moneda que recibamos, y tambien cuando los entreguemos. Asi le quitaremos toda energia negativa que pueda tener. Si lo hacemos de manera habitual, notaremos que el dinero "entregado y aceptado con amor" propaga su energia mucho mejor que el cargado con inconsciencia. Esto es lo que Lubeck llama "dinero luminoso", que es "amor en accion".

Walter Lubeck termina su libro diciendo que "cuando me abro confiado a los dones del Universo siempre recibo lo que verdaderamente necesito".

lunes, 7 de febrero de 2011

Depresion

sábado, 22 de enero de 2011

OSHO !!!



No poseas.No te vuelvas un poseedor de personas
ni de cosas, úsalas simplemente como un don del
universo...y cuando están
disponibles , úsalas;
cuando no están disponibles
disfruta la libertad.
Cuando tengas algo, disfrútalo;cuando no lo
tengas,disfruta no teniéndolo:esto también tiene
su propia belleza...si tienes un palacio donde vivir.
¡disfrútalo!; si no lo tienes
entonces disfruta una choza
y la choza se vuelve un palacio.
Es el disfrutar lo que marca la diferencia,
entonces vive bajo un árbol y disfrútalo...
no te pierdas el´árbol y las flores
y la libertad y los pájaros y el aire y el sol.
Disfruta allí donde estés y no poseas nada.
Nada nos pertenece.
Venimos al mundo con las manos vacías
y nos vamos del mundo con las manos vacías.
El mundo es un don,
así que disfrútalo mientras está allí.
Y recuerda,
el universo siempre, siempre
te da lo que necesitas.
(Autor: Osho )

jueves, 13 de enero de 2011